Cambio en las tendencias de exportaciones hacia EEUU: Otros productos colombianos ganan mercado en Estados Unidos en medio de la tensión comercial con China.

Cambio en las tendencias de exportaciones hacia EEUU: Otros productos colombianos ganan mercado en Estados Unidos en medio de la tensión comercial con China.

Mientras que el acero desaceleró sus ventas hacia Estados Unidos, otros productos colombianos, que ahora tienen aranceles si se exportan desde China, ganan terreno en el mercado estadounidense

Al analizar las cifras del Dane sobre las exportaciones de Colombia hacia Estados Unidos entre enero y septiembre de 2018 con el mismo período de 2017, se evidencia una desaceleración de las ventas de acero nacional. Las ventas a EE.UU. de productos laminados planos de hierro o acero cincados (galvanizados), el principal ítem exportado por esta industria, crecieron sólo 0,2% en los primeros 9 meses del año, mientras que entre 2016 y 2017 aumentaron un 106% al pasar de US$7.4 millones a US$15.1 millones.

“Si bien ha sido más el ruido que ha generado la tensión comercial entre Estados Unidos y China que los alcances reales que han tenido los aranceles en la relación comercial entre las dos potencias, los efectos del ping pong arancelario y las tarifas proteccionistas generales que se han impuesto sí están afectando a otros países, incluyéndonos a nosotros. aunque en menor medida que a México, Canadá, Argentina o Brasil”, aseguró María Claudia Lacouture, durante un foro de La República.

Sin embargo, esta disputa también le ha abierto puertas a productos colombianos. Las ventas del top 10 de ítems identificados por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia como con oportunidad en el marco del rifirrafe arancelario, han arrojado aumentos que sumados se aproximan a los US$46 millones de dólares, de acuerdo con las estadísticas del DANE, al pasar entre enero y septiembre de 2017 de US$39'956.079 a US$86'487.764 en el mismo periodo de este año, equivalente a un aumento del 8,3%.

“Colombia, además de ser históricamente un aliado de EE.UU., es de los pocos países latinos que aún no le abre del todo sus puertas a la inversión y el comercio chino, lo que lo posiciona como el principal socio de Estados Unidos en Suramérica y le allana el camino para mejorar sus lazos comerciales con él en este contexto, mientras mejora su infraestructura para abrirse también a otros mercados”, explicó Lacouture.

Dentro de los productos colombianos que han aumentado sus ventas a Estados Unidos se encuentra el polipropileno, una materia prima utilizado en una amplia variedad de aplicaciones incluyendo el embalaje, industria textil (por ejemplo, cuerdas, ropa interior térmica y alfombras), artículos de papelería, partes de plástico y envases reutilizables de varios tipos, equipos de laboratorio, los altavoces, componentes de automoción, la más recientemente en la industria de la construcción

También se encuentran los copolímeros de propileno material empleado en la elaboración de Tubos, juguetes, recipientes para alimentos, cajas, hieleras, etc.; también en el sector automotriz y botellas, entre otros.

Por otra parte, aparecen los transformadores dieléctricos de potencias superiores a 650kva y 10.000 kva que se son de aplicación en grandes edificios, hospitales, industrias, minería, grandes centros comerciales y otras actividades que requieren la utilización intensiva de energía eléctrica, así como los tubos no soldados que se utilizan en la extracción de petróleo y gas natural.

¿Qué sigue para la “Guerra Comercial” y comercio mundial?

Si bien la tendencia en Estados Unidos es ver con cierto recelo a China, un Congreso cuya composición cambió entre republicanos y demócratas, así como las constantes presiones de los empresarios y productores estadounidenses alegando que las medidas afectan el crecimiento y el desarrollo de sus negocios, hacen pensar que habrá mayores esfuerzos por buscar soluciones dialogadas y consensuadas.

“Las economías de China y Estados Unidos son interdependientes, las Cadenas Globales de Valor de la mayoría de empresas estadounidenses pasan por el gigante asiático, por eso hasta ahora después de tantos meses de tensión las medidas impuestas sólo afectan el 30% de las exportaciones totales de China a EE.UU. y por eso buscan salidas dialogadas como ya lo ha anunciado el presidente Trump en Twitter hace poco”, añadió la directora de AmCham Colombia.

Aunque los roces entre las dos potencias parecen ir disminuyendo, en circunstancias difíciles, es clave estar alerta para adaptar la industria a las nuevas realidades, enfrentar los retos, diversificar la oferta y los destinos, aprovechando las oportunidades que traiga el contexto. Eso último es lo que reflejan las cifras en relación con los productos a los cuales se les subió el arancel para ingresar a Estados Unidos.

“Hay que cuidarse y mantener los ojos bien abiertos, pues en el comercio internacional comienza a verse el cambio en las tendencias como consecuencia de la aplicación de la política de comercio del presidente Donald Trump para proteger a la industria de su país y equilibrar la cancha”, concluyó Lacouture.

La directiva hacía referencia a “cuidarse” entre otras cosas porque las cifras muestran que existe un elevado riesgo para la industria colombiana del acero por cuenta del aumento de importaciones de ese producto proveniente de China, Turquía y Rusia que podrían afectar el equilibrio del mercado nacional. De estas, las importaciones de acero turco son las que más han aumentado este año con un 62%, según datos del DANE.

Fuente. Amcham


Fecha publicación: 2018-11-27


Noticias Relacionadas