Una Alianza Público Privada posibilitaría una biorefinería para Cartagena

Una Alianza Público Privada posibilitaría una biorefinería para Cartagena

La firma  colombiana ValueSkies Holding radicó ante las alcaldías de Cartagena y Cali un par de Alianza Público Privada (APP) para construir, en cada una de esas capitales,  biorefinerías que transformarán el carbono contenido en los residuos sólidos urbanos y agrícolas de esas ciudades en energía líquida, limpia y renovable.

Para ello cada una de las plantas requerirá alimentarse diariamente de al menos 1.000 toneladas de desechos sólidos, suficientes para producir anualmente unos 11 millones de galones de biocombustibles de segunda generación.

“Nuestra propuesta es transformar lo que nadie quiere, las basuras, en lo que todo el mundo necesita, los biocombustibles, pero con propósito ambiental, social y sostenible; logrando que Colombia cumpla sus compromisos de reducción de gases efecto invernadero y así ser pioneros en el sector de la bioeconomía, entendida esta, como el nuevo orden mundial energético capaz de satisfacer la demanda de hidrocarburos y combustibles fósiles a través de la oferta de productos renovables y sostenibles”, afirmó Laura Ramírez, vocera del grupo originador de las iniciativas.

“Con el proyecto se pretende dar utilidad a la basura, que hoy por hoy es inservible y es fuente de problemas ambientales y salud pública, al ser enterrada en los rellenos sanitarios. Haciendo que la materia orgánica contenida en basuras, produzca toneladas de lixiviados que causan malos olores, emisiones de gas metano y contaminación de los acuíferos”, agregó la fuente.

Según los voceros del proyecto, para lograr contener la tendencia alcista de las tarifas de aseo, es necesario cambiar la actual mentalidad de generar utilidad a partir de la explotación de una actividad complementaria como son la operación y mantenimiento de los rellenos sanitarios que solo generan gastos, cambiándolos por la explotación económica de la carga de carbono contenida en las basuras, y que hoy se conoce como biorefinerias de basura. Esto generaría, que sin aumento en el costo de la tarifa, el usuario reciba un mejor servicio,  indicó Ramírez.

Dentro de la estructuración de los proyectos, se contempla que el transporte terrestre de carga de las ciudades se movilice utilizando el biodiesel producido a partir de las mismas basuras, con el fin de lograr cuatro grandes objetivos: Reducción de emisiones de carbono, ya que el transporte terrestre aporta el 38% del total de las emisiones de Gases Efecto Invernadero. Aporte a la construcción y generación de ciudades sostenibles. Mejor calidad del aire, ante la mezcla del diésel con un combustible limpio y de mejor rendimiento.

La estructuración financiera y económica del proyecto estará a cargo Morgan Stanley. La tecnología de reformación aplicada a los proyectos, ha sido desarrollada por ThermoChem Recovery International. Ambos proyectos están en etapa de prefactibilidad.

Hasta ahora, una experiencia de este tipo se conoce en la ciudad de Durham (Carolina del Norte- Estados Unidos).

La tecnología de reformación aplicada a los proyectos, ha sido desarrollada por ThermoChem.

Fuente: www.eluniversal.com.co


Fecha publicación: 2017-03-29


Noticias Relacionadas