Pequeño empresario, no crea en cuentos y atrévase a exportar

Pequeño empresario, no crea en cuentos y atrévase a exportar

A diferencia de lo que muchos creen, son más los temores y la falta de conocimiento lo que impide vender en los mercados internacionales. Con estos consejos, ProColombia lo orienta sobre algunas falsas creencias que las empresas deberían revaluar para traspasar las fronteras. 

Las exportaciones de productos diferentes a minería y petróleo crecieron 19 % en los últimos cinco años y las micro, pequeñas y medianas empresas (mipyme) han representado un papel fundamental en este crecimiento. 

La internacionalización de más empresas es uno de los principales determinantes para la creación de nuevos empleos y de más desarrollo para el país. 

El presidente Juan Manuel Santos indicó que el Gobierno se fijó como meta tener para el año 2018 exportaciones no minero energéticas por un valor de US$30.000 millones. 

Las estrategias empleadas para ayudar a las mipyme en el proceso de crear una vocación exportadora abarcan varios programas sin importar el tamaño de las compañías interesadas. 

TOMANDO LA INICIATIVA 

Tener un producto con valor agregado es la primera regla de la competitividad a la hora de iniciar un proceso de internacionalización. 

La calidad o cumplir con lo pactado en una negociación, ya sea en tiempos de entrega o sobre características de los bienes y servicios, son requisitos que se dan por hecho según la Presidenta de ProColombia: “La innovación y el cumplimiento con las formas de diferenciarse de los demás competidores”. 

Los empresarios y empresas interesados en internacionalizarse deben cumplir con un único requisito: el deseo de crear una vocación exportadora. 


Fecha publicación: 2016-03-10


Noticias Relacionadas